La forma en que se compra y se vende en un mundo que ya ha cambiado - Inloyalty
The Loyalty Experience

El valor estratégico de los programas de fidelización como principal fuente de zero party data en un mundo cookieless

En un ecosistema de comunicaciones de marketing en el que el 60% de las inversiones son ya en canales digitales y donde la publicidad programática podría superar el 50% del total, la limitación al uso de cookies por parte de los grandes plataformas digitales globales va a suponer un antes y un después en la forma en que se llega a las audiencias.
Coincide que vivimos, además, tiempos de profundos cambios, incluso de zozobra, para los fundamentos en los que tradicionalmente se habían basado las relaciones de las empresas con el mercado.
Esta declaración parece un lugar común repetido una y otra vez. Pero no. Esta vez los cambios se están produciendo en tiempo real, podemos verlos en las pantallas de nuestros televisores y nuestros smartphones, se dan en la economía, la política y las relaciones internacionales, están redefiniendo industrias enteras, se está produciendo en los individuos aisladamente y en la sociedad.

¿Cómo no va a estar cambiando la forma en que se compra y se vende?

En el encuentro digital “El valor estratégico de los programas de fidelización como principal fuente de ‘zero party data’ en un mundo cookieless” impulsado por InLoyalty y organizado por Dir&Ge donde participaron representantes de algunas de las marcas más relevantes a nivel global, se abordó concretamente el papel de los datos, su disponibilidad, su gestión y su utilización, en el futuro de la relación entre empresas y clientes.

Algunos aspectos destacados por los participantes y recogidos aquí a modo de tips son los siguientes:

  • Visión de rigor y transparencia, de calidad y alcance, de transversalidad y cultura de datos como soporte al proceso de toma de decisiones.
  • Data governance adecuado para regular una relación bidireccional de valor y asegurar un análisis que le de todo el sentido para las partes de una forma ordenada.
  • Los crecientes costes de adquisición de clientes reforzarán el valor de los programas de fidelización capaces de alargar el life time value.
  • Generar interacciones no intrusivas capaces de crear una relación de confianza y estructurar acciones fidelizadoras eficientes e integradas en la experiencia de cliente.
  • Apostar por modelos de relación sostenibles y de largo plazo que prioricen las estrategias de loyalty con acciones de captación sencillas.
  • Centrarse en el vínculo con el cliente como origen de todas las estrategias incorporando tecnología que aporte valor.
  • Asegurar la continuidad de la relación para asegurar también la continuidad del negocio, acompañando al cliente de forma personalizada para crear una relación duradera.
  • Optimizar la experiencia digital como complemento de la relación presencial para contribuir a mantener una relación de largo plazo, haciendo de los datos un activo que aporte valor reduciendo complejidad.

 

Alejandro Soto, Head BD & Strategy de InLoyalty que participó en este encuentro digital, nos muestra en el siguiente vídeo las principales conclusiones sobre cómo se están preparando las empresas para obtener y gestionar el zero party data en un mundo cookieless.