Inloyalty gestiona el nuevo programa de fidelización turístico Málaga Destino. Su objetivo es dinamizar la actividad del sector tanto a corto como a largo plazo, con una estrategia relacional basada en incentivos por consumo, ofertas personalizadas y buenos contenidos que trasladen los múltiples valores turísticos de la provincia tanto a visitantes como a residentes.